Karmuka Yoga: Las chakras y el sistema endocrino

Karmuka Yoga: Las chakras y el sistema endocrino - Karmuka Yoga

La filosofía y anatomía de Yoga nos dice que somos energía y que dentro de nuestro ser hay frecuencias diferentes que vibran y que nos afectan a un nivel físico tanto emocional como psicológico. La física cuántica está confirmando eso ahora. Los centros de esta energía de nuestro ser se llaman chakra. Chakra en sánscrito literalmente significa rueda. Chakras son ruedas de energía ubicadas en partes diferentes del cuerpo a lo largo de la columna vertebral y están asociadas con las glándulas del sistema endocrino. Uno de los propósitos de Hatha Yoga es abrir los bloqueos en estas ruedas de energía, en el sistema endocrino, con la práctica de Asana. 

La ciencia occidental demuestra que la ubicación de cada chakra está asociada con una glándula del sistema endocrino. El sistema endocrino es un conjunto de órganos y tejidos del organismo que liberan hormonas y está constituido por células especializadas y glándulas endocrinas. Actúa como una red de comunicación celular que responde a los estímulos liberando hormonas. Las hormonas están encargadas de diversas funciones metabólicas del organismo e influye tanto en nuestro estado físico como en el estado emocional.

 

Las chakras, las glándulas y asanas correspondientes

Karmuka Yoga: Las chakras y el sistema endocrino - Karmuka Yoga

La glándula pituitaria y el hipotálamo: Están asociadas con el séptimo chakra (y a veces con el 6) y el color violeta. Esas glándulas tienen el sobrenombre de ´las glándulas maestras´ y trabajan estrechamente con la glándula pineal. el color índigo y controlan y regulan la secreción de otras glándulas del sistema endocrino. Para centrarnos en la activación de esas glándulas y en las de la glándula pineal, las inversiones, como Sirsasana (el pino), son lo más beneficioso. Por eso se le llama ´el Rey´ de las asanas. Sin embargo, si hay dolor en las cervicales en esa postura, elige otra inversión o modificación. Sirsasana es una postura muy buena pero no es la única asana que activa esas glándulas.

La glándula pineal: Asociada con el tercer Ojo (Ajna). Sus características están conectadas con la intuición. Un bloqueo aquí puede causar problemas de trastornos psicológicos, específicamente la depresión, epilepsia, coordinación y problemas con el sistema inmunológico y problemas de insomnio. Cualquier tipo de inversión puede ayudar activar esa chakra tal como kriyas y pranayama como Kapal Bhati, Bhastrika y Nodi Shoni.    

Las glándulas tiroides y para-tiroide. El tiroide está ubicado en la garganta y está asociado con la chakra Vishuddha y el color azul. Es responsable de controlar el metabolismo, el crecimiento y, de ahí, los procesos celulares. El para-tiroide determina cuánto calcio y fosfato hay en la sangre. Haciendo asanas como Sarvangasana (la vela) y Matsyasana (la postura del pez), es posible que encuentres que tus dientes están más fuertes y el sueno y apetito más regular. 

La glándula thymus: Debajo del Vishuddha Chakra, en el centro del esternón, reside la Chakra del Corazón (Anahata). Este Chakra está asociado con el color verde y la glándula thymus que produce células para el sistema inmunológico. Asanas que abren el pecho y aumentan el consumo de oxígeno ayudan a activar esa chakra, tal como el nervio vago, el segundo cerebro. Ustrasana, Urdhva Dhanurasana, Virasana, Virbhandrasana I y II son buenos ejemplos. Además, debido a su conexión con los pulmones, tanto el nervio vago como el corazón son importantes para la digestión aunque la mayoría del tiempo, los problemas de digestión están asociados con la chakra Manipura.

La chakra Solar/Manipura: está ubicada entre el esternón y el ombligo y está asociada con el color amarillo y el funcionamiento de la glándula páncreas que regula los niveles de azúcar en la sangre. Trabajando con esa chakra con posturas como Dhanurasana y Ardha Matsyendrasana que ofrece presión en esa zona, puedes aliviar problemas de digestión, hipoglicemia y estreñimiento, así como de memoria, auto-confianza y fuerza de voluntad.

El Sacral/Svadhisthanachakra: El espacio entre el ombligo y el pubis es la ubicación de la segunda chakra, y está asociada con el color naranja, los órganos de reproducción y nuestra creatividad. Posturas como Samakonasana, Supta Padungustasana, Eka Pada Rajakapotasana (la paloma), Uppavista Konnasana y sus variantes que abren la pelvis y trabajan con el suelo pélvico son beneficiosos porque llevan sangre a esa zona y pueden ayudar con problemas de fertilidad, sexualidad y menstruación.

La Muladhara chakra o la chakra raíz: La base de todas las chakras es asociada con el color rojo.  Está conectado con las glándulas suprarrenales y la reacción de luchar y huir. Debido a los altos niveles de estrés que llevamos hoy en día, la falta de conexión con la naturaleza y una dieta desequilibra, casi todo el mundo tiene una falta de movimiento en la primera chakra que resulta en cansancio, anemia y una sensación de desconexión. Supta Virasana es una postura muy eficaz para activar esa chakra tal como todas las posturas de pie, especialmente posturas de equilibrio.

Karmuka Yoga: Las chakras y el sistema endocrino - Karmuka Yoga

 

Las posturas de Hatha Yoga siempre van a trabajar con más de una glándula a la vez aunque unas van a recibir más atención que otras en asanas diferentes. Es importante recordar que para mantener un equilibrio en mente y cuerpo, cada glándula, o cada chakra, merecen nuestra atención y respiración sin causarnos daño en el proceso. No sería lógico hacer una postura para activar el tercer chakra mientras estás causando daño en el segundo chakra, la zona de las lumbares. Por eso la observación y instrucción precisas de Asana es importante para evitar daño y disfrutar de todos los beneficios que ofrece cada asana.

Experimenta por si mismo el placer de un sistema nerviosa, endocrino y ósea alineada, no esperes reservar tu plaza en el intensivo navideño de Karmuka Yoga el 14 de diciembre a las 11.00 – 14.30.

Karmuka Yoga: Las chakras y el sistema endocrino - Karmuka Yoga

Deja un comentario